Yoga Iyengar - Yoga en Castellón
15884
home,page,page-id-15884,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
home 02
home 03

YOGA IYENGAR

Acción, precisión y concentración

El Metodo Iyengar se centra en la precisión, alineación y cuidado de cada postura, desarrollando resistencia, elasticidad, estamina y equilibrio.

Cada postura de yoga se construye minuciosamente a través de la observación del cuerpo y la concentración de la mente. De esta forma cuerpo y mente se unen en perfecta armonía para conducirnos a la meditación en la acción.

El yoga Iyengar se ayuda de una serie de elementos para intensificar los beneficios y facilitar el acceso al yoga a cualquier persona. Como diría guruji “El yoga es para todo el mundo”.

Método Yoga Iyengar

¿Por qué es tan efectivo?

• Alineamientos correctos
• Secuencias correctas
• Tiempo adecuado en cada postura
• Uso de soportes en caso de necesidad: mantas, cinturones, tacos de madera, cuerdas, etc.
• Alto grado de formación de los profesores de Yoga Iyengar® a nivel terapéutico para saber qué y cómo conviene a cada persona

Beneficios del metodo iyengar:

El yoga Iyengar demanda un esfuerzo y una atención al detalle en la postura que potencia la concentración y la claridad mental ayudando a liberar del estrés al cuerpo y a la mente. Ayuda a desarrollar un mayor conocimiento de uno mismo. Es uno de los sistemas de crecimiento personal más antiguo del mundo formulado por los yogis de la antigüedad, quienes conocían la esencia natural del hombre y la forma de utilizar sus recursos internos para vivir en armonía.
La atención que pone el yoga Iyengar en la correcta colocación de la espalda y otras partes del cuerpo, puede aliviar tensiones y problemas estructurales del cuerpo. A la vez puede ayudar a liberar tensiones emocionales así como dolores de cuello y espalda.
Fortalece la musculatura de todo el cuerpo sin aumentar excesivamente el volumen muscular y aumenta la flexibilidad articular lo que se traduce en una mejora de los movimientos y de las articulaciones, ayudando a reducir las lesiones en los deportistas drásticamente.
A través de los ejercicios físicos y la respiración, aprendemos a controlar la mente, potenciando así la concentración, la estabilidad emocional y la claridad mental. Es una buena herramienta para combatir el estrés, el insomnio, la depresión y la ansiedad.

Actualmente es el método de yoga más extendido y practicado en el mundo.

Salud:

Muchas de las dolencias y los defectos más comunes, entre los que se incluyen muchas afecciones crónicas, pueden remediarse con la práctica de las posturas de yoga.
El yoga funciona como medicina preventiva masajeando y oxigenando órganos internos (hígado, riñones, pancreas, corazón). Especialmente la colocación de los órganos internos en las posturas invertidas ejerce un efecto beneficioso sobre el sistema circulatorio, sistema nervioso, endocrino y linfático y mejorando también el sistema inmunológico para hacer frente a las enfermedades y la capacidad pulmonar.

Combate el estrés de la vida diaria:

Vivimos en un mundo acelerado; la mente no cesa un instante de procesar información, nos atrapa y a veces resulta difícil pararla. A través de la respiración y de la minuciosidad en la construcción de cada Asana, conseguimos armonizar cuerpo y mente dirigiéndola hacia la pacificación del sistema nervioso.

Yoga sistema holístico:

Las Asanas son posturas bio-físico-psicológicas, No son un mero ejercicio físico, pues afectan a procesos psicológicos y fisiológicos. Proporcionan salud tanto a nivel físico como a nivel mental y emocional. El yoga es un sistema holístico dirigido a purificar y fortalecer cada órgano, hueso y célula del cuerpo. Podríamos definirlo como una combinación de fisioterapia, psicoterapia y terapia espiritual en uno.
“La salud es un estado de equilibrio entre los elementos del cuerpo y todos los sistemas anatómicos y fisiológicos, de forma que cada una de las partes del cuerpo funcione desarrollando suavemente y sin interrupción todo su potencial” (Silva Mehta, Yoga El Método Iyengar)

Cómo conseguir la relajación:

La relajación es un arte en sí misma. La calidad de la relajación depende de la intensidad de las posturas que la preceden. Los profesores de yoga Iyengar en concreto, están bien entrenados en el arte de la secuenciación de las posturas. Alternando de forma armónica ejercicios vigorizantes, rápidos y energéticos con otros relajantes para descongestionar las zonas que han trabajado energéticamente. Los elementos característicos del yoga Iyengar como bolsters, mantas y cuerdas, proporcionan el soporte necesario para una correcta relajación física y mental. El yoga utiliza el cuerpo para ejercitar y controlar la mente, de forma que en un estadio posterior el cuerpo y la mente puedan, en conjunción, armonizar el alma.

Educación postural:

El yoga corrige y promueve la correcta posición de la espalda, alivia tensiones musculares y ayuda a mantener una columna sana y flexible.
Hay posturas y ciclos de posturas con los que se consiguen muy distintos efectos: estimulantes, relajantes, energizantes, vigorizantes, de ayuda al sueño o a la concentración, etc. Todos éstos son efectos colaterales de una correcta práctica del yoga. Por ejemplo, las posturas de pie proporcionan vitalidad; la posición de sentado es relajante; los giros purifican; las posturas supinas son de descanso, y las pronas dan energía; las posturas invertidas desarrollan la fortaleza mental; el balanceo proporciona sensación de ligereza; los giros de espalda proporcionan alegría, y los saltos desarrollan la agilidad.
Los profesores de yoga Iyengar tienen una formación técnica muy completa y la certificación es muy rigurosa. El profesor de yoga Iyengar utiliza su conocimiento profundo de las asanas (posturas), para individualizar las correcciones para cada estudiante.
Los alumnos deben saber que son observados y si es necesario ajustados personalmente. Aconsejamos asistir a clase un par de veces por semana.

MARIA_BKS-Iyengar

La práctica del Yoga Iyengar en
Occidente comenzó en los años
60 gracias al maestro B.K.S. Iyengar,
asentado en Pune, India.

LEER MÁS

La práctica del Yoga Iyengar en Occidente comenzó en los años 60 gracias al maestro B.K.S. Iyengar, asentado en Pune (India). El maestro falleció en agosto del 2014 a los 95 años de edad, practicando diariamente y en perfecto estado de salud. Desarrolló un sistema tan cuidado y meticuloso que, a pesar de su ausencia, las asociaciones de yoga Iyengar de todo el mundo continúan garantizando la formación rigurosa de sus profesores y la calidad del método de enseñanza.

Actualmente es el método de yoga más extendido y practicado en el mundo.

centro-maria-igual