YOGA IYENGAR CON NIÑOS

Yoga niños de 6 a 9 años: Viernes 18:00> 19:00

Yoga niños de 10 a 14 años: Sábados 10:00> 11:00

Esta clase está especialmente preparada y diseñada para los niños. Es mucho más dinámica y activa. Introducimos el yoga como si fuera un juego. La naturaleza de los niños es dinámica y necesitan variedad constantemente. De esta manera captamos su atención. Buscamos posturas desafiantes que capten su atención y a medida que van creciendo empezamos a insistir más en los aspectos técnicos.

Las clases son mucho más rápidas que las de los adultos, por eso mantenemos las clases separadas y no hacemos yoga en familia. Si llevamos a los adultos al ritmo de los niños los lesionamos y si llevamos a los niños al ritmo de los adultos los aburrimos:)

Ponemos el acento en el trabajo psicomotriz y en la coordinación de los movimientos. El niño aprende a través del yoga a ser consciente de su propio cuerpo, aprende nuevas habilidades corporales, y fortalece su cuerpo de forma equilibrada. Las asanas son a veces retos y a través de una sesión estimulante y divertida van consiguiendo cada día nuevas “proezas”.

Los niños desarrollan cualidades como el valor, la concentración y la determinación.

No hacemos clases de prueba porque muchas veces en su primera clase están nerviosos porque es todo nuevo o les parece difícil y sin embargo en unas pocas clases, una vez conocen a los compañeros y ven que lo que han ido aprendiendo se repite y lo integran.

Empezaremos el grupo con un mínimo de 10 niños y llevarán mascarillas en la entrada, vestuario, si van al baño, etc. Solo quitaremos la mascarilla cuando cada uno esté realizando yoga en su colchoneta, manteniendo la distancia de seguridad.

Necesitamos que cada niño tenga su colchoneta propia. Cualquier otra cuestión por favor envía un whatsapp.

El yoga promueve una postura corporal correcta, potencia sus cualidades físicas: equilibrio, fuerza y flexibilidad y también sus cualidades mentales: atención, concentración y memoria. A nivel emocional el yoga mejora su autoestima y la confianza en sí mismos.

La edad adecuada para iniciarse en el yoga Iyengar son los 7-8 años, hasta los 13 aproximadamente. A partir de 14 años pueden participar ya en las clases de adultos con atención personalizada.

Aprendiendo a relajarse: Al igual que los adultos a lo largo de la clase las tensiones son neutralizadas y nos quedamos con una agradable sensación de equilibrio y bienestar. Los niños necesitan un espacio para parar, donde puedan aprender a relajarse, conectar con su cuerpo y escucharse a sí mismos.